miércoles, 29 de abril de 2009

EN RELACION CON VAMOS DE EXCURSION

En el día de ayer recibí un comentario en la entrada VAMOS DE EXCURSION.

El comentario, me ha parecido muy interesante y creo que puede resultar interesante a otras personas (padres, madres, alumnos/as, etc), así que lo reproduzco íntegramente en este post e intercalo mis propios comentarios.

El comentario original es ESTE.

Aquí lo reproduzco (y lo comento (en color rojo)):

Entiendo tu sorpresa hasta cierto punto, pero no puedo evitar, como madre y profesora, ver las cosas de modo muy distinto. Como madre, tiendo a echarme las manos a la cabeza ante todo lo que medianamente parezca indicar que mis hijos no están en buenas manos. A pesar de que tengo un profundo conocimiento del funcionamiento de los centros educativos tanto de primaria como de secundaria por mí misma y parte de mi familia y amigos, hay veces que no puedo evitar caer en la tentación de la queja fácil y me deleito en echarle lodo encima a los profesores que no han sabido / podido / querido /…. solucionar un problema de mis hijos. Sin embargo, la experiencia hasta el momento me dice que por un profesor que sea negligente en el ejercicio de sus funciones hay miles que se dejan la piel a diario por nuestros hijos y sólo reciben (recibimos) quejas.

Efectivamente, es fácil y porque no admitirlo, cómodo el caer como dices en la queja fácil y estoy contigo en que la mayoría de los profesores deben de ser buenos profesionales, pero es que hay algunos que ….., y ya se sabe, la que destaca es la oveja negra dentro del rebaño.
Las excursiones no están pagadas de ninguna forma; personalmente, aborrezco ir de excursión (yo personalmente, a la vista del nivel que observo en los chavales tampoco soy partidario de “perder” el tiempo en excursiones. Lo digo desde el punto de vista de un “completo desconocedor” de este mundo y por tanto del valor educativo y/o pedagógico que puedan tener. Lo que si me parece lamentable es que una buena parte de los chavales que conozco por ser compañeros de mi hijo no sepan, literalmente, hacer la O con un canuto. No pretendo ofender, pero sinceramente es la impresión que me da) porque, por mucha coletilla que pongas en la autorización, es una responsabilidad enorme y es agotador en todos los sentidos: recogida de autorizaciones y dinero (que siempre se les olvidan y hay que prorrogarlo más días, generalmente hasta el mismo día de la excursión); protestas de los alumnos que no quieren ir a las excursiones porque solo quieren que se pierda clase; protestas de los alumnos que sí quieren ir a las excursiones pero no pueden porque sus compañeros no se apuntan y la excursión “cae”, quedándose ellos en tierra; protestas de los compañeros que ese día tienen que cubrir a los profesores que van de excursión; protestas de los profesores que no pueden perder ni un día porque van apretados con el temario; protestas de los padres porque les parece caro / lejos / temprano / …; aguantar a los alumnos más movidos en el autobús, el continuo contar a los alumnos, que no se pierda ni uno, procurar que se comporten bien en el sitio al que se vaya; aguantar la presión de tu familia, porque las excursiones largas duran mucho más que la jornada escolar y a veces puedes salir de casa antes de que tus hijos se hayan levantado y volver cuando ya están dormidos (y a trabajar al día siguiente por agotada que estés)… Te aseguro que hay que echarle muchas ganas para ir de excursión y si aún lo hacemos (en la mayoría de los centros ya no existe el viaje de fin de curso porque nadie quiere semejante carga) es por aportar algo a la educación de vuestros (nuestros) hijos.
Es cierto que asusta ver esa coletilla, pero ¿por qué no lo hablaste con el departamento correspondiente o con el tutor?
(No en esta ocasión, pero en una anterior si lo hice y prefiero no recordar la respuesta no ya del tutor, sino del director del centro. Es esta, entre otras, una de las razones que me movió a publicar este post) Se supone que el consejo escolar autoriza todos los trámites y hay espacio para que los padres sean oídos si es necesario. ¿Crees que si tus hijos van de excursión y les pasa algo a los profesores lo que les va a importar es la posible denuncia que les pusieras? Estamos con los chavales a diario y, aunque es un trato “formal”, le tienes aprecio a todos, a cada uno a su manera; somos los primeros interesados en que estén todos bien y seguros, puedes tenerlo claro. Esa coletilla me imagino que trata de proteger contra el tipo de padre que ignora a sus hijos y, por esa dejación en sus funciones, siempre es el primero que pone el grito en el cielo, denuncia y acosa; el padre que trata de suplir su falta de atención a sus hijos con gestos grandilocuentes y exagerados. He estado varias veces en la feria de Carmona un miércoles por la tarde; ¿los padres de Carmona no saben que sus hijos están solos en la feria bebiendo y vomitando, tambaleándose, con la sola presencia adulta de algunos camareros y la policía, que separa las peleas? Es dantesco lo que se ve en niños aún, pero sus padres están totalmente tranquilos. ¿Están mejor ahí que con un profesor de excursión, por mucho que trate de evitar denuncias? (Entiendo lo que argumentas en cuanto al objeto de dicha coletilla, y ahora que lo comentas lo entiendo. Pero además de esa función, que me parece bien, esa coletilla tiene otro efecto y no precisamente con padres conflictivos. Ahora te comentaré a riesgo de molestar a alguien que pueda pensar que me las estoy dando de algo y os aseguro que nada más lejos de mi intención. Por desgracia, todavía el nivel de formación de muchos padres hace que teman dirigirse a los profesores, porque, te puedo asegurar que he presenciado situaciones en las que el profesor ha aprovechado dicha circunstancia para ponerse en una posición ventajosa. Por otra parte te puedo asegurar que esa coletilla ha hecho que varios alumnos/as no hayan ido a dicha excursión y algunos de ellos no tienen padres conflictivos, ni mucho menos)
Lo siento, no puedo evitar pensar que falta diálogo e interés real por los chavales (Totalmente de acuerdo y la culpa creo que es de todos, no se la voy a hechar toda a los profesores, también los padres hemos de asumir nuestra parte. Cuando lo consigamos creo que daremos un paso de gigante para con nuestros hijos), que están muy solos y tienen acceso a cosas mucho más peligrosas que una excursión (Internet con el dichoso tuenti, los móviles con cámara y continua publicidad engañosa dirigida a los adolescentes, las drogas, la falta de valores…) (Tuenti, messenger, play station, game boy, wii, PC, etc, etc. Creo que en esto coincidimos plenamente). Aunque como padres tendamos a atacar (No pretendo atacar con el post, quizás denunciar, pero no atacar. Por suerte, cuando he tenido algún problema relacionado con la educación de alguno de mis hijos lo hemos resuelto dialogando, nunca he atacado ni me he sentido atacado, bueno, una vez quizás si, pero es una impresión mia. Unas veces he “ganado” yo y otras ha “ganado” el profesor, pero siempre hablando y razonando) a todo el que parezca amenazar a nuestros hijos, deberíamos ser más dialogantes y tratar de hablar las cosas antes de montar en cólera u organizar un numerito, que para eso siempre hay tiempo, porque la mitad de las veces discutimos por tonterías, por malentendidos sin solucionar. Si hablásemos más y mejor viviríamos todos más felices y nuestros hijos recibirían un ejemplo más adecuado para resolver sus propios conflictos.

He de confesar que este comentario me ha hecho ver algunas cosas de otra forma y no me refiero a lo relacionado con el post que lo ha originado, sino a otros temas más…profundos de la enseñanza. No hay nada como ver las cosas desde los ojos de otra persona y si esa persona es conocedora del tema, mejor que mejor.

Gracias por tu visita y tu comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.