sábado, 15 de septiembre de 2007

LARILLOS, GRUAS Y ANDAMIOS (I)



Voy a tratar un tema bastante delicado en una serie de post. Se trata del tema de la vivienda. Pero quiero hacerlo desde la perspectiva de Carmona y dejando muy claro que se trata de apreciaciones particulares, por lo que habrá quien piense más o menos igual y habrá quien piense de forma radicalmente opuesta.

Parte 1.- Cómo está la cosa (y su futuro ¿inmediato?)

Podríamos empezar diciendo que al igual que en el resto de España, la cosa está mal, muy mal, pero, al margen de la crisis que parece que se avecina con las hipotecas, quizás deberíamos analizar si la demanda en Carmona es tanta como la que parece ser.

Atendiendo a los datos del censo (accesibles a cualquiera en www.carmona.org/Ciudadan/estad2.htm), y considerando como demandante de vivienda a los jóvenes comprendidos entre 25 y 35 años (no considero a los anteriores por considerar que están estudiando o han comenzado a trabajar desde hace poco tiempo, ni a los mayores al considerar que ya están hipotecados y por lo tanto disponen de vivienda), tendremos que en Carmona existen un total de 4272 personas que están en situación de optar a una vivienda. ahora bien, es bastante razonable pensar que estas personas se unen en pareja para formar una familia, con lo cual podríamos considerar que el número de demandantes será inferior:

(4272 – 272)/2 = 2000

Tendremos pues 2000 parejas y 272 personas que por una u otra razón desean adquirir una vivienda.

En total son 2272 demandantes de viviendas.

Llegados a este punto se puede pensar que cualquiera puede ser demandante de vivienda, lo cual es cierto, pero desde mi punto de vista, lo principal es garantizar una vivienda digna a quien aún no la posee, no quiero entrar, por el momento, en el derecho que todos tenemos a optar a una vivienda mejor que la que poseamos.

Como es difícil de evaluar si no trabajas en una inmobiliaria no voy a considerar la actual oferta en vivienda usada que hay en Carmona, si bien, para hacer un análisis mas preciso seria un dato importante a tener en cuenta.

Actualmente se encuentran en construcción, en estado más o menos avanzado, 2 promociones (en fase de urbanización) de relativa importancia, una de ellas junto a la Ronda Norte y la otra en los terrenos que ocupaba la antigua Cooperativa.

Junto a la Ronda Norte se prevén un total de: 112 viviendas.

En la Cooperativa se prevén un total de: 400 viviendas.

Por simples matemáticas de EGB (lo siento pero soy de los antiguos) tenemos que aún nos quedaría por cubrir una demanda de 1760 viviendas.

De acuerdo con los planes del ayuntamiento, la aprobación del PGOU supondrá que en la Ronda Norte se podrán construir sobre 750 nuevas viviendas, con lo que restando nos quedan por cubrir 1010 viviendas.

Si continuamos analizando el (posible) futuro a medio plazo de los planes municipales, la aprobación del citado PGOU contempla la posibilidad de construir 5000 nuevas viviendas. Si restamos las que ya he mencionado de la Ronda Norte serían 4250 viviendas.

Volviendo a las matemáticas básicas, tendremos que nos sobrarían, en números redondos 3240 viviendas (o parcelas)

Si consideramos un crecimiento demográfico de Carmona exagerado, como inmigrantes que se quieran situar aquí o que el parque logístico o la ampliación del P.I. el Pilero supongan la venida de trabajadores de fuera (con sus familias), creo que con considerar 2000 nuevas demandas estaríamos siendo no ya realistas, sino exagerados.

En este supuesto, aún nos sobrarían 1240 viviendas (o parcelas potencialmente edificables). Ojo, que 1240 parcelas traducidas a una vivienda por cada parcela y a 3 personas (padres y un hijo) en cada vivienda suponen 3720 personas.

Si analizamos el crecimiento demográfico en Carmona en los últimos años veremos que desde 1996 hasta 2006, la población solo ha aumentado en 1660 personas (inmigrantes incluidos), con lo cual estoy haciendo un supuesto para el cual Carmona, probablemente no esté preparada a otros niveles no ya de vivienda, sino de servicios como medicina, colegios, seguridad, etc.

¿Dónde está el problema entonces? Es evidente que a medio plazos (5 años quizás) el problema no va a ser la existencia de suelo para construir, que si las cosas funcionan a un ritmo normal, lo habrá y en cantidad mas que suficiente.

En el próximo post trataré de analizar el problema y quizás, algunas soluciones.

3 comentarios:

  1. El problema son los elevados precios, no hay más, para tener opción a optar a una casa se necesita un fundamento básico y ese fundamento es: poderoso caballero es Don Dinero. Además, hablas de personas casadas, con hijos o jóvenes con parejas, pero y los solteros? que hay muchos. En fin, hasta E.T. tenía casa y la señalaba orgullosamente y la factura del teléfono la pagaba sin problemas, jeje.
    Saludos, abordaste un tema interesante.

    ResponderEliminar
  2. Si lees bien verás que también se han considerado los solter@s (272), quizás sean más o quizás menos, pero ya digo que no dispongo de estadísticas.
    Ya iré abordando los distintos aspectos...

    ResponderEliminar
  3. cierto, me expresé mal, quería decir que hablabas de todos ellos, incluido de los solteros, pero al hacer una pregunta liaba un poco, jeje.
    Ok, a ver que deducimos de las informaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.