viernes, 26 de octubre de 2007

LA "GUANTA"

Acabo de ller este artículo en la prensa:
Sin entrar en las circunstancias que desencadenaron el suceso no me deja de asombrar el hecho de que los niños y jóvenes de hoy parezcan intocables.
No entiendo como se pueden plantear situaciones de este tipo (menos mal que se encontraron con un juez con cierto sentido común, que si no...).
A quien no le han dado una guantá sus padres o sus maestros cuando han realizado una "trastá" o han contestado de malas formas faltando al respeto a un adulto. Personalmente no es que yo haya recibido muchas, pero alguna la verdad es que sí y quizás alguna de esas ha tenido que ver en que hoy día sufra terribles traumas por tener un trabajo digno, muchos y buenos amigos y una familia estupenda.... ¿Debería denunciar a mis padres o a mis maestros y profesores por esta razón?
No se donde vamos a llegar con estas situaciones. Seguramente serán las abuelas y abuelos los que terminen teniendo que ceder sus asientos a los jóvenes.
Es asombroso la total falta de educación y respeto que presentan muchos jóvenes de hoy para con el resto de las personas.
Recuerdo una reunión con el tutor de mi hijo, que comentó el hecho de que no está bien usar la fuerza (haciendo referencia a las collejas) contra los chavales y que era preciso usar medidas de represión positiva (premiar comportamientos). Después de que este señor terminará de hablar cometí el terrible pecado de decir públicamente que una guanta a tiempo puede resolver situaciones de descontrol de forma rápida y sentar precedentes de cara al futuro comportammiento del grupo. Joder, pues casí me linchan algunas madres por decir eso!!!. No quiero ni pensar lo que harían estas personas si le soplan a su hijo/a demasiado fuerte o les molesta la forma de hablar del profesor. Asombroso, increible.
Es gracioso, acaba de pasar un quad por la calle, a toda pastilla...Seguramente iría sin casco y sin respetar señales ni peatones. Lo pero es que seguramente será menor de edad y nunca le habrán dado esa colleja a tiempo.
Es triste pero parece que la cosa irá a pero ya que no veo que quienes pueden resolver esta situación tengan interés en hacer nada por evitarlo, todo lo contrario parece que planean estropearlo aún más.
Lo peor es que algún día serán los que dirigirán este país....
Que Dios (aunque no soy un creyente acérrimo) nos coja confesados.
EDITO EL 16 DE NOVIEMBRE DE 2007
Parece que se han dado cuenta de que algo tiene que cambiar:

5 comentarios:

  1. No soy partidario de la violencia y sí de la palabra; para que un niño tenga respeto por los demás sólo hay usar una cosa que hoy día escasea y de qué forma, una cosa que es tan bonita como guerras podría librar si se usara más y no es otra que LA PALABRA. Hablando se entiende la gente, puede que alguna guantá pueda servir pero no es ni bueno abusar ni tampoco, ojo, ser tan suave si su comportamiento es malo. Y la gente dirá: " ¿y este mojón quién es pa decir esto si no es padre??" y yo diría que no me hace falta porque sí he sido hijo. Buen artículo, interesante tema. Bienvenido seas a cualquier hora, que estabas perdido. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me refiero a su uso, nunca a su abuso, ya que el abuso equivale a maltrato. Siempre se ha de anteponer como bien dices LA PALABRA a la fuerza. Seguramente no habría tantas guerras si se hiciera esto con un poquito más de frecuencia.
    Que no seas padre no significa que no puedas hacerte una opinión sobre este tema amigo mio.
    No estaba perdido hombre, lo que pasa es que el trabajo, los niños en el colegio....ya te imaginas ¿no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto, pero ya no es el abuso, sino valorar una si una sola guantá es útil, pero bueno, ya se ha opinado de eso...
    Y sí, claro que te comprendo, a ver si actualizas un poco aunque sea lentamente, jeje.
    Venga, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Aunque te pueda parcerer una postura extrema, mi experiencia me dice que una guanta puede enderezar una vida entera...Triste pero cierto.

    ResponderEliminar
  5. a mi nunca me han dado una guantá, y no voy por ahí pegando motazos,entre otras cosas xk mis padres nunca han kerido comprarme una moto.creo ke el problema son los padres y depende d ellos solucinarlo ya ke no para de premiar a los hijos sin pedirles nada acambio,como buen comportamiento, buenas notas,etc

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.