domingo, 2 de diciembre de 2007

VERDADES A MEDIAS


Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad (Rabindranath Tagore. Dramaturgo, poeta y filósofo indio)

No mi verdad, sino la verdad (San Agustín)

Ni soy político, ni dependo de la política, no tengo un color definido, pero no puedo menos que indignarme cuando desde todas las direcciones se dicen verdades a medias por parte de personas que se han informado con otras verdades a medias.

Desde mi punto de vista no hay mentira más grande que una verdad a medias, ya que en el fondo, la intención de aquellas personas que te intentan convencer con un argumento incompleto (o varios), no es otra que la de mentirte para que te hagas partícipe de "SU" verdad, verdad que tratarán de venderte como cierta, contrastada con otros (con la misma forma de pensar claro), pero al fin y al cabo una verdad incompleta (o una mentira completa).

Estas personas son inteligentes y aprovechan la buena voluntad o el desconocimiento sobre un tema de otras para tratar de convencerlas (engañarlas).

Lo peor es cuando se posee el conocimiento real de las cosas pero esa realidad, esa verdad, resulta incómoda para los planes que se han previsto. Esa verdad se puede volver en contra y favorecer al enemigo.

¿Pero, piensan estas personas en las víctimas, en los daños que pueden causar?, cada día estoy más seguro de que no.

Algunos estareis pensando que me refiero a los políticos, y la verdad es que puede ser, encajan muy bien en la definición anterior, aunque no lo se ya que bajo el anonimato difícilmente se puede afirmar quien es quien, y la "verdad" sea dicha, tampoco tengo el menor interés en hacerlo.

Aunque claro, algunos al ser tan inteligentes (y creérselo) pecan de ello y caen en el error de la prepotencia, con lo cual quedan desenmascarados y por tanto, pierden toda credibilidad en sus comentarios.

"Prepotencia"... suena muy fuerte, pero que se puede pensar de aquellos que únicamente se ven su ombligo y no les importa quien está alrededor.

Lo peor de todo es que el resto somos conformistas, es nuestro mayor pecado. Somos crédulos, y así nos luce el pelo, no somos críticos y estamos aborregados.

Afortunadamente esto parece estar cambiando ... poco a poco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.