domingo, 7 de agosto de 2011

RECUPERANDO ESPACIOS

Hace años, se construyó en un espacio que quedaba entre las partes traseras de los pisos de las barriadas de La Paz y el Almendral un campo de futbito, el cual rápidamente se degradó y no fue utilizado más que para asuntos nada adecuados para ese lugar.

Hace poco, el ayuntamiento decidió renovar ese espacio deportivo y cambio el pavimento, que pasó de ser de asfalto a ser de hormigón y colocó una par de porterías y un par de canastas y reparó las mallas metálicas que lo rodean entre otras cosillas.

Terminaron las obras pero poco uso tenía y con tristeza veía a diario que el final de ese espacio sería degradarse nuevamente en poco tiempo para volverlo a perder.

No es gran cosa, pero a los chavales les viene como anillo al dedo.

Cual ha sido mi sorpresa cuando hace algunas semanas vi un grupo de chavales medianamente organizados que estaban jugando un partido...mera anécdota pensé, pero no, con el paso de los días ese grupo de chavales ha crecido y mucho, rara es la tarde de lunes a viernes que no se juntan varios equipos con su correspondiente público para disputar (supongo) que un torneo que han organizado los propios chavales sin ayuda de nadie, al menos que yo sepa.

Es agradable pasar por ahí y ver como se han ido organizando en poco tiempo. Tanto se han organizado y tal es el nivel que parece que ha adquirido la competición (de eso entiendo poco) que incluso tienen a uno de ellos de árbitro (con sus tarjetas y su silbato incluidos) e incluso a veces algunos de los equipos tienen hasta su entrenador.

Me alegro, porque normalmente soy pesimista en los temas que afectan a los jóvenes o en los que ellos están por medio, y me alegro de equivocarme en este caso y ver como los chavales dejan de lado otras cosas para pasar un buen rato, con sus normales piques, pero sin peleas que yo sepa. Todo bien organizado, sin ayuda. Unos con sus equipaciones todas iguales y otros que para pasarse el balón primero tienen que mirar la cara del compañero para asegurarse de que es él, ya que cada uno va de un color diferente.

Estas actitudes de estos chavales hacen pensar que posiblemente no sea todo tan negro como yo mismo pienso a veces, sino que puede que haya cierta esperanza y los "malos" sean minoría.

Espero que este torneo improvisado sea seguido de otro y este de otro y no dejen estos chavales que ese espacio se pierdan y lo puedan disfrutar ellos y los que vengan empujando por detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.